Todo lo que debes saber sobre el testamento vital

El Testamento Vital es un documento en el que una persona deja por escrito las instrucciones sobre su propio cuidado y tratamiento médico en el caso de que a causa de una enfermedad futura, no pueda manifestar libremente su voluntad, o sobre el destino de su cuerpo u órganos una vez fallecida.

Este documento, recibe también otras denominaciones como Documento de Instrucciones Previas o Testamento de Voluntades Anticipadas, que varía dependiendo de la Comunidad Autónoma de residencia.

Los temas a tratar en este Testamento Vital, incluyen:

Los cuidados médicos que desea recibir en el supuesto de una enfermedad irreversible, si desea ser enterrado o incinerado, qué desea hacer con sus órganos…

El Testamento Vital servirá a los profesionales de la salud para tomar decisiones en los cuidados asistenciales, respetando siempre la voluntad del paciente.

Puede solicitarlo cualquier persona mayor de edad o en el caso de que estar emancipados, también los mayores de 16 años y menores de 18. Para ello deben encontrarse en pleno uso de sus facultades y realizarlo de forma libre y sin coacciones.

Se debe formalizar por escrito y puede hacerse de tres modos: ante un notario, ante tres testigos que deben aportar su firma mediante un documento privado o ante algún miembro habilitado del Registro autonómico.

Para que tenga validez se debe inscribir en el Registro de Instrucciones Previas de cada Comunidad Autónoma, dependiente de la Consejería de Sanidad, esta a su vez lo deposita en el RNIP (Registro Nacional de Instrucciones Previas).

Para proceder a su registro se requieren una serie de documentos que detallamos a continuación:

  • DNI o pasaporte del declarante, testigos o representantes, si optas por el documento privado o hacerlo ante la Administración.
  • Historial clínico de la persona.
  • Copia del documento según exige la comunidad autónoma.

Cada Comunidad Autónoma tiene su propia regulación legal, que se deberá consultar de forma específica llegado el caso y habría que tener en cuenta la denominación de dicho documento en cada una de ellas.

Es bueno saber que ante cualquier cambio de idea o sobre el deseo de las instrucciones a seguir; este documento se puede revocar, modificar o sustituir en cualquiera de las Comunidades Autónomas españolas.