Destaquemos en primer lugar que el sobrepeso y la obesidad disminuyen la esperanza de vida de hombres y mujeres. La obesidad es la acumulación anormal o excesiva de grasa en el organismo, y solemos emplear el índice de masa corporal (IMC) para diagnosticarla. Se trata de una enfermedad compleja, porque intervienen diversos factores, entre ellos genéticos y hormonales.

¿Cómo saber si una persona está obesa?

Para conocer si una persona sufre sobrepeso u obesidad, se debe medir a través del índice de masa corporal (IMC). Se calcula dividiendo el peso corporal en Kg por el cuadrado de la estatura en metros. Se considera obesa a una persona cuyo índice de masa corporal (IMC) es superior a 30, aunque el sobrepeso (IMC entre 25 y 30) también representa una amenaza para la salud. La obesidad se produce porque consumimos más calorías de las que gastamos, por lo que una dieta equilibrada limitando las grasas y los azúcares evita su aparición. Pongamos un ejemplo. Un hombre que mide 1,78 cm y pesa 97 Kg, tiene un IMC de 30,61.

En España hay muchos niños con problemas de sobrepeso, y ello puede contribuir a la presencia de obesidad en el futuro. Otro factor importante es el sedentarismo, el ejercicio físico diario ayuda a eliminar calorías y evita que se acumule grasa en el organismo.

Causas más frecuentes en la obesidad

Existen muchas causas que pueden provocar que una persona esté por encima del peso recomendado. La obesidad se da cuando las calorias consumidas y eliminadas no están en equilibrio. A continuación se indican algunas de las más importantes:

  • Edad. Las personas experimentan cambios del tipo hormonal a medida que suman años. Este factor junto con una vida sedentaria, favorece la aparición de la obesidad.
  • Tipo de alimentación. Las dietas derivadas de la comida rápida basadas en grandes cantidades de azúcar, grasa y sal contienen un alto contenido calórico que de no eliminarse se almacenan en forma de grasa.
  • Vida sedentaria. La falta de ejercicio físico derivada de los puestos de trabajos actuales fomentan la aparición del sobrepeso.
  • Factores socioculturales. En términos generales, la obesidad está asociada a personas con un nivel menor de estudios y de ingresos.
  • Determinados medicamentos. Algunos medicamentos como los antidepresivos, anticonvulsivos, esteoides o antipsicóticos pueden generar la ganancia de peso.
  • Causas genéticas. La genética heredada puede influenciar en la predisposición de generación y distribución de la grasa. Además de esto, la genética es relevante en el proceso en que el cuerpo convierte los alimentos en energía o en la forma que se eliminan calorías durante un ejercicio físico.

Otras consideraciones

Las fluctuaciones entre dietas de adelgazamiento extremas y la ganancia brusca de peso, son peligrosas y pueden afectar a nuestra salud. La obesidad suele estar asociada a distintas enfermedades, incluyendo la diabetes tipo II, la hipertensión arterial, los niveles elevados de colesterol en sangre, la apnea del sueño y las enfermedades cardiovasculares. Algunos tipos de cáncer también se relacionan con la obesidad, como el de mama o colon. Además, puede producir trastornos psicológicos (como ansiedad, depresión o una baja autoestima).

En España disfrutamos de la dieta mediterránea, una opción sana que junto a la actividad física y al hábito de dormir al menos 7 horas cada noche, ayudarán a prevenir y a tratar la obesidad. Pero lo más importante es buscar el consejo del especialista para que nos ayude a mantener un peso adecuado y a cambiar nuestros hábitos, comenzando por los más pequeños de la casa.

Relación entre obesidad y Covid-19

Los estudios realizados durante esta pandemia de COVID-19 demuestran que las personas obesas tienen un mayor riesgo de contagiarse por coronavirus y de desarrollar las formas más graves de la enfermedad. Las hospitalizaciones y los ingresos en UCI son más habituales y los pacientes con obesidad severa (IMC  superior a 35) necesitan con mayor frecuencia la ventilación mecánica.  Se recomienda que estas personas extremen las precauciones en su vida diaria, también las más jóvenes.

Dr. Vicente Gil Valdés -Director del Área de Salud y Bienestar