Llegado el mes de enero, nos encontramos en pleno periodo de rebajas. En algunas Comunidades Autónomas, algunos establecimientos iniciaron sus rebajas semanas antes.

La venta en rebajas viene regulada en la Ley 7/1996, de 15 de enero, de Ordenación del Comercio Minorista así como en las distintas leyes dictadas por las Comunidades Autónomas.

Duración de las rebajas

La Ley del Comercio Minorista establece que la duración del periodo de rebajas es libremente establecida por el establecimiento, quien deberá anunciar el día de inicio y de finalización de las mismas, pudiéndolo fijar en el periodo estacional de mayor interés comercial según su propio criterio.

No obstante, algunas normativas autonómicas marcan unos límites en cuanto al periodo estacional, fijando así una fecha de inicio y una fecha de fin donde cada comerciante puede establecer su periodo de rebajas durante el tiempo que considere conveniente pero dentro de esas fechas establecidas.

Desde International SOS recordamos los derechos que tenemos los consumidores a la hora de efectuar nuestras compras en rebajas.

  1. Si el establecimiento no va a rebajar todos los productos que estén expuestos, debe separar suficientemente aquellos artículos que mantenga con el precio ordinario de aquellos que estén rebajados con el fin de no crear confusión entre los consumidores.
  2. Para que un artículo se considere rebajado, debe haber estado expuesto a la venta con anterioridad al inicio del periodo de rebajas y con un precio superior.
  3. Un establecimiento no puede poner a la venta nuevos productos adquiridos expresamente para vender como rebajados, o artículos que nunca hayan sido expuestos en temporada ordinaria, ni tampoco productos de peor calidad.
  4. El artículo rebajado debe mostrar el precio anterior por el que estaba en venta y el precio actual reducido, o bien el porcentaje de la rebaja.
  5. Es importante que en el momento de efectuar la compra, nos hagan entrega de la factura, recibo u otro documento similar en el que conste el objeto adquirido, su precio, la fecha de compra así como los derechos y garantías especiales del consumidor.
  6. Debemos conservar dicho documento, por si necesitamos posteriormente hacer uso de algún servicio postventa. El hecho de realizar una compra en periodo de rebajas, no modifica la garantía del producto que será siempre de dos años en caso de tratarse de un artículo nuevo.
  7. Si el producto rebajado presenta algún defecto, tenemos derecho a que el establecimiento nos proporcione uno igual pero en perfectas condiciones o bien, proceda a la devolución del dinero.
  8. Recordemos que, la normativa de rebajas vigente no establece que los consumidores contemos con el derecho de desistimiento si realizamos la compra en un establecimiento físico. Sin embargo, la gran mayoría, prevé en sus políticas de cambios y devoluciones que el  consumidor pueda devolver un artículo en perfecto estado a cambio de otro diferente, de un vale o, incluso, por la devolución del dinero. Estas políticas de cada establecimiento con respecto a cambios y devoluciones regirán también en periodo de rebajas, salvo que así se anuncie expresamente y el consumidor esté debidamente informado.

Ante cualquier disconformidad con el establecimiento por la compra efectuada, solicitaremos una hoja de reclamaciones, la cual debe disponer y ofrecer siempre el establecimiento indistintamente si se encuentra en periodo de rebajas o no. En caso de contar con un seguro de defensa jurídica podremos obtener cobertura para realizar este tipo de reclamaciones.

Joana Daguro, Abogada – Coordinadora de Productos Jurídicos Digitales en International SOS