¿Qué ocurre con el duelo por perder a un ser querido en estas difíciles circunstancias de confinamiento?

Verónica Burgos, coordinadora asistencial en el área de salud y bienestar de International SOS y psicóloga clínica, nos da una serie de pautas para adaptar el duelo a esta nueva situación:

“Nos estamos enfrentando a un proceso de duelo muy diferente al que se vivía hasta ahora. El duelo es un proceso interno no patológico de adaptación emocional con síntomas que se presentan antes, durante y después de la pérdida del ser querido, a nivel conductual, emocional y cognitivo de duración entre 6 meses y 1 año. Aceptación y compromiso serán las claves para reconstruirte”.

El duelo tiene cinco etapas según la Doctora Kübler-Ross: negación, ira o enfado, negociación (búsqueda de solución), depresión y adaptación (que no olvido). Cada persona va a vivirlo de modo particular.

Las primeras fases son esenciales para posteriormente aceptar la situación y aprender a vivir sin el fallecido, y debemos tener en cuenta que actualmente están condicionadas por el momento que vivimos.

  1. Expresión y apoyo emocional: el no contacto impide fluir las emociones en ambas direcciones, utiliza el lenguaje como vía alternativa. Si no es posible, utiliza la vía telefónica o videoconferencia. Dedica tiempo a leer el Libro destinado a la expresión por escrito del pésame que facilitan los tanatorios en formato virtual.
  2. Despedirse: escribe una breve carta a tu ser querido o háblale mentalmente o en voz alta. La pérdida deja asuntos pendientes, así que procura finalizar despidiéndote y visualiza un momento reconfortante. Más adelante, cuando todo esto pase, acude al cementerio y realiza actos en su honor.
  3. No culpabilices, es una sensación muy habitual, sea cual sea la causa o forma del fallecimiento, nadie es responsable. Si no has podido estar cerca es por un acto de generosidad y responsabilidad de cuidado a los demás.
  4. Comparte la experiencia con personas que han pasado por la misma situación.
  5. Consulta con un especialista vía telefónica, chat o videoconferencia y finaliza el proceso de duelo. Si es urgente, y las medidas vigentes en el momento lo permiten, plantéate acudir a consulta de un profesional.
  6. Date tiempo: en la medida de lo posible, respetando las circunstancias de confinamiento, vuelve a tu rutina, buena alimentación, deporte, duerme las horas recomendadas y socialízate. El compromiso con el día a día hará que las emociones negativas disminuyan de intensidad.

Verónica Burgos, coordinadora asistencial en el área de salud y bienestar de International SOS España y psicóloga clínica