A pesar de todas las medidas adoptadas por las autoridades, los contagios de coronavirus siguen extendiéndose sin control. Debemos permanecer atentos y no bajar la guardia, porque la situación es desesperada. En este artículo te explicamos quiénes son los colectivos más vulnerables frente al coronavirus y cuáles son las medidas necesarias para prevenir contagio.

¿Cuáles son los colectivos más vulnerables al covid-19?

El Ministerio de Sanidad elaboró un listado de colectivos que, por sus especiales condiciones de salud, presentan un mayor riesgo de contagio frente al coronavirus. Son los llamados colectivos vulnerables, e incluyen a las personas con:

• Más de 60 años

• Embarazo

• Diabetes

• Obesidad mórbida (IMC>40)

• Enfermedad renal crónica

• Enfermedad pulmonar crónica

• Enfermedad hepática crónica severa

• Enfermedad cardiovascular, entre ellas la hipertensión arterial

• Cáncer, especialmente en fase de tratamiento activo

• Inmunodeficiencia

De esta lista, las personas con cáncer e inmunodeficiencia son las más vulnerables y también son consideradas personal altamente sensible si se trata de trabajadores activos.

Recomendaciones para prevenir el coronavirus

Aunque las recomendaciones son muy parecidas a las de la población general, en estos casos se debe ser mucho más estricto. Todos debemos ser solidarios e insistiremos en algunas medidas recomendadas, que pueden salvar vidas:

No salir de casa y mantenerse aislado, incluso de los convivientes habituales. No olvidar la ventilación y el uso individual de menaje de cocina, toallas y del cuarto de baño si fuera posible. Evitar comer o ver la televisión o realizar actividades con otras personas.

Trabajar en remoto, si el puesto de trabajo lo permite. Los Servicios de Prevención están atentos a las personas de estos colectivos para evitar contagios.

Uso permanente de la mascarilla. Los aerosoles son un reconocido mecanismo de transmisión.

No asistir a reuniones. Se trata de mantener el mínimo contacto físico posible. ni siquiera en el domicilio habitual.

Reportar cualquier síntoma al médico de atención primaria, llamando al Centro de Salud para recibir la orientación necesaria.

• Que los convivientes o cuidadores extremen la higiene y que no tengan contacto con la persona vulnerable. Y también que ellos mismos no olviden adoptar medidas cuando salgan respetando el distanciamiento social, el uso estricto de la mascarilla y el lavado frecuente de manos.

• No desplazarse en transporte público.

• Como siempre, la alimentación debe ser variada, no olvidando la fruta y la verdura y la ingesta abundante de líquido.

Apoyar en todo momento a la persona que está aislada, utilizando herramientas audiovisuales para mantener el contacto diario con amigos y familiares.

Entre todos vamos a superar esta cruel pandemia y aunque sea complicado mantener en el tiempo unas medidas tan restrictivas, se trata de limitar al máximo el número de víctimas de la enfermedad.

Vicente Gil Valdés – Director Salud y Bienestar